La importancia que han cobrado los eSports en el ecosistema de los videojuegos ha provocado que los propios jugadores se profesionalicen hasta tal punto que ya no es suficiente con saberse los mapas de memoria o tener una habilidad innata con el mando, ahora también son vitales las herramientas con las que participas en los torneos. De la misma forma que Miguel Indurain, un prodigio físico en el ciclismo, necesitaba a su letal Espada para batir el récord de la hora, los competidores virtuales de hoy día están obligados a equiparse con los mejores periféricos que el mercado les pueda ofrecer.

De ratones, teclados y mandos en general Razer sabe un buen rato, creando productos especialmente pensados para los deportes electrónicos pero que, sin embargo, cualquier aficionado puede comprar para mejorar su estilo de juego. El keypad Tartarus es una de esas temibles armas capaces de desnivelar la balanza en cualquier competición, un periférico capaz de adaptarse a la perfección a los MOBA gracias a sus quince botones mecánicos de respuesta rápida y a su stick de ocho direcciones. Con él en nuestro poder tendremos al alcance de la mano todas las habilidades especiales de nuestro personaje sin necesidad de buscar la tecla correcta en el teclado, simplificando así el control al máximo.

Tartarus 01Tartarus 02

Lo primero que llama la atención del Tartarus es que, a pesar de ser un modelo inferior a su hermano mayor (Orbweaver), cuenta con un acabado impecable y una retroiluminación muy elegante. Aunque se trata de un añadido muy típico de Razer, el cable cruzado del USB me sigue pareciendo un detalle que resume a la perfección el mimo con el que la compañía cuida sus productos, y el software exclusivo Synapse 2.0 nos permitirá crear hasta ocho configuraciones diferentes y adaptar el periférico a las necesidades de cada juego.

[image-comparator left="https://farm9.staticflickr.com/8735/16881608391_d80d997dcd_o.jpg" right="https://farm8.staticflickr.com/7288/16882603795_d2d3ecf634_o.jpg" width="100%" classes="hover"][/image-comparator]

Es irónico que un accesorio pensado para facilitarle la tarea al jugador se convierta en una molestia en las primeras horas. La línea ergonómica no acaba de otorgarnos una posición agradable, y eso que podemos ajustar ligeramente la forma del Tartarus, posiblemente por el radical concepto que ofrece. No soy un experto de los eSports y tampoco me prodigo mucho en los torneos, sin embargo la numerosas partidas que he jugado con este periférico me han hecho sentir la misma incomodidad que en su día sufrí con la incorporación del ratón en los FPS. Una aclimatación molesta, pero necesaria. En los MOBA la distribución de los botones del keypad hace que el maná fluya a velocidad de vértigo, siendo la parte más útil del conjunto, mientras que el stick permitirá manejar la cámara a nuestro antojo, aunque cuesta encontrarle el feeling. Esta combinación de tareas es fácilmente extrapolable a los MMO o RPG del estilo de Diablo III, en donde habrá que usar bastantes atajos de teclado para utilizar objetos de nuestro inventario, habilidades o hechizos. También he probado su integración con los shooter pero, a pesar de que técnicamente se puede hacer compatible, la posición del stick no nos hace ser tan rápidos como con un gamepad o las teclas de dirección, posiblemente debido a mi falta de adaptación a esta nueva forma de control ya que no faltan ejemplos de usuarios que disfrutan del género con su Tartarus. Al final, cuantas más horas le dediquemos al periférico más nos coordinaremos con él.

Tartarus 03Tartarus 04

En definitiva, Razer Tartarus es un producto de primer nivel que nos permite mejorar nuestro juego, sobre todo en partidas online, aunque para ello tendremos que domesticarlo antes. Su ajustado precio (79,99 euros) y su influencia en los MOBA y los MMO lo convierten en un producto revolucionario que puede cambiar nuestra perspectiva de dichos géneros, haciendo que nos preguntemos cómo hemos podido jugar antes sin él. Una vez pillado el ritmo volver al teclado clásico nos parecerá como regresar a la Prehistoria, y si aún necesitáis más poder para vuestras partidas podéis volver a dar el salto con la gama Orbweaver. Eso ya son palabras mayores.

Tartarus dimensiones

Sobre El Autor

Big Boss

Cocreador y exredactor de la revista Fase Extra Magazine. Antiguo administrador del blog Fase Extra. Fotógrafo, editor de vídeo, cortometrajista y buscador pasivo de oro. Disfrutando de los videojuegos desde la época de Amstrad CPC hasta la de Xbox One, y vuelta atrás. Defensor de Alone in the Dark (2008) y otras causas perdidas. Una vez tuve tiempo libre.