En España somos muy fan de las aventuras gráficas clásicas, para qué negarlo. No creo que exista un país en el que el "Scumm Style" esté tan presente y a tan diferentes niveles (jugadores, webs especializadas y desarrolladores) por lo que cada vez que se anuncia un nuevo juego de este tipo ya estoy listo para aplaudir la "osadía" de darle vida a un género al que la historia parece querer enterrar. No obstante, a Crisis Crunch, obra de Trim Tangle, no podemos catalogarlo aún, ni siquiera como heredero del legado de Monkey Island , y es que, a pesar de ser una aventura gráfica con un gran componente de humor, su sistema de inventariado es algo completamente revolucionario. En esta ocasión dejaremos de lado el clásico uso y combinación de objetos para enfrentarnos a los innumerables rompecabezas del juego con las veinticinco habilidades de las que disponen los protagonistas. Nada de pollos con polea, aquí la elección del personaje en su debido momento será primordial para avanzar en la aventura.

Crisis Crunch 02

La enorme ruptura que hace Crisis Crunch con el género no nos impide reconocer sus señas de identidad como aventura gráfica: amplios escenarios para explorar, cincuenta NPCs con los que interactuar, interfaz reducida al mínimo y un diseño de escenarios propio de los grandes títulos de los 90. Su argumento tampoco pasa desapercibido, encajando a la perfección como sátira de los problemas que nos rodean en la actualidad. Chico Guatámez  trabaja como becario en la diabólica empresa Malebolge y para poder romper su contrato con el diablo deberá colaborar con otros compañeros saboteando los ocho Departamentos del Pecado. Actualmente este videojuego se encuentra inmerso en plena campaña de crowdfunding con la que esperan recaudar lo suficiente para dar luz verde a su primer capítulo -hoy día aventura gráfica es sinónimo de obra episódica-, y por lo arriesgado de su planteamiento sería una pena que pasara desapercibido.

Sobre El Autor

Cocreador y exredactor de la revista Fase Extra Magazine. Antiguo administrador del blog Fase Extra. Fotógrafo, editor de vídeo, cortometrajista y buscador pasivo de oro. Disfrutando de los videojuegos desde la época de Amstrad CPC hasta la de Xbox One, y vuelta atrás. Defensor de Alone in the Dark (2008) y otras causas perdidas. Una vez tuve tiempo libre.