Aquellos que peinamos canas tenemos grabada en nuestra memoria la irrupción de Bioman en TVE. Aquel grupo de chicos, enfundados en trajes de colores y combatiendo al mal en toda clase de extravagantes formas, marcó un antes y un después en la infancia de muchos chavales, que descubrieron cómo una serie japonesa era capaz de colmar sus ansias de aventuras a la vez que dejaba volar la imaginación con efectos especiales de lo más vistosos. Era 1990 y España acababa de descubrir el Super Sentai, catalogado erróneamente como un género de TV nipona y que, tras años de nuevas series y toneladas de merchandising, vivió su máximo esplendor en Occidente con la llegada de los Power Rangers. No obstante, internet aterrizó en nuestras vidas y nos sacó del error: el Super Sentai no era un género en sí mismo, sino una única producción compuesta por 39 temporadas y 1.924 capítulos. Básicamente, todas las series que habíamos visto en TV eran la misma.

Semejante caos de argumentos y personajes puede ser demasiado para nuestras neuronas, pero lo cierto es que resulta fácil establecer un nexo en común entre todas ellas: siempre tenemos a un grupo de tres o cinco jóvenes capaces de convertirse en superhéroes de diferente color, en cada entrega combaten contra un esbirro diferente del villano de turno y el clímax final implica pelear a bordo de un robot gigante con ataques especiales. Otros detalles del Super Sentai suponen la aparición de un nuevo integrante a mitad de la serie, refriegas con multitud de minions (aquí llamados coloquialmente masillas) y un líder espiritual que ayuda al grupo con sus consejos y sabiduría. Son tantas las reglas que condicionan esta producción que podríamos afirmar que es precisamente ese dogma el motivo de su éxito temporada tras temporada.

Chroma-Squad-10
Chroma Squad 02
Chroma Squad 04
Chroma Squad 05

 

En los videojuegos no parece que la fórmula cuaje en exceso, a pesar de que esa hoja de ruta encaja perfectamente con la idiosincrasia de esta forma de ocio.  Tan solo un puñado de adaptaciones han llegado a nuestro continente y todas ellas pertenecientes al género de los beat'em up. Lógico, por otra parte: varios personajes a elegir, cientos de masillas dispuestos a ser apaleados y un jefe final esperándonos a lo lejos. Sencillo, rápido y para toda la familia. No obstante, no ha sido hasta la llegada de Chroma Squad cuando verdaderamente se han puesto en funcionamiento todas esas reglas citadas en el párrafo anterior, aderezadas con un amor por el Super Sentai pocas veces visto hasta ahora. Si de algo puede presumir la compañía brasileña Behold Studios es de conocer al dedillo todos los entresijos de esta serie. Bajo la apariencia de un tactical RPG, Chroma Squad nos ofrece uno de los homenajes más completos que jamás se haya hecho de un producto audiovisual. Cada elemento incluido en el título está fuertemente ligado a la mitología única de estos acrobáticos salvadores de la Humanidad y, aunque solo conozcamos las clásicas aventuras de los Power Rangers, nos daremos cuenta de mil y un guiños a lo largo de la historia.

A pesar de estar ante un juego por turnos, la dinámica de sus combates funciona mucho mejor que los beat'em up antiguos. Nuestros personajes gozan de mucha más variedad de opciones, incluyendo movimientos acrobáticos, y en un solo nivel los desarrolladores son capaces de concentrar todas las señas de identidad de un episodio: lucha contra los masillas, metamorfosis en héroes intergalácticos, aparición del jefe final y, como colofón, invocación del robot gigante. Todo en Chroma Squad se ve supeditado a las omnipresentes reglas del género televisivo, y por ello quizá se queda corto en ciertos aspectos, como el árbol de habilidades, las diferentes armas seleccionables y la excesiva repetición de "enemigos sencillos". No obstante, Behold Studios esquiva el tedio variando las condiciones de los combates en muchos momentos, llegando incluso a quitarnos protagonistas, y añadiendo mecánicas muy diferentes en las luchas finales con el súper robot. Además, Chroma Squad es un juego con dos caras muy definidas, y una de ellas estoy seguro que os pillará por sorpresa.

Chroma Squad 07

Chroma Squad 06

Chroma Squad 09

A estas alturas ya os habrá quedado claro que estamos ante un tactical RPG de libro, heredero de títulos como Shining Force o Disgaea, pero haciendo hincapié principalmente en los combates. Lo que nadie esperaba es que también fuera un sencillo juego de gestión, recreando virtualmente la producción de una verdadera serie Sentai, y es que el hilo conductor de la historia son las peripecias de un grupo de extras que deciden montar su propia productora y alcanzar el estrellato desde el sótano de un familiar. A partir de este momento habrá que elegir cuidadosamente el equipamiento a usar, incrementando con ello el precio del capítulo, controlar el flujo de fans e invertir dicho flujo en agencias de publicidad para potenciar tanto el dinero recaudado como la audiencia de la temporada. La parte más divertida de todo esto es que, en su afán por darnos el control de la serie, se nos permite incluso modificar los nombres de nuestros poderes, los actores protagonistas, los trajes que llevarán y las piezas del robot gigante. Se agradecen estos detalles, pero lo cierto es que no hay mucha variedad de opciones, lo que es una lástima porque se trata de un elemento diferenciador que podría haber dado mucho juego (no logro quitarme de la cabeza el glorioso Mad TV cada vez que hablo de Chroma Squad). Incluso el crafteo de objetos, algo indispensable en los RPG, se reduce a unos pocos modelos con características aleatorias. De todas formas, el conjunto funciona y ambas facetas forman un dúo irresistible para el jugador.

 
 

¿Dónde encaja la obra de Behold Studios en el panorama actual?, ¿cumple con las exigencias de un amante de los juegos tácticos por turnos o se trata tan solo de un entretenido homenaje a las series japonesas? Lo cierto es que el fuerte de este título es su equilibrio entre esos dos mundos. Como integrante del género a Chroma Squad le falta más profundidad y quizá una historia que enganche, pero lo compensa con un desarrollo muy dinámico y rápido que no permite al usuario estancarse. No es un juego difícil, la verdad, pero sus desafíos entre misiones hace que siempre busquemos la manera más complicada de superar la fase. Esa misma benevolencia es la que permite al público Sentai acercarse a esta obra sin miedo. Aunque no se tenga experiencia previa, cualquiera puede disfrutar con los combates de Chroma Squad y exprimir al máximo las posibilidades que encierra su sistema de gestión. En definitiva, es un juego que ofrece diversión en dosis muy concentradas pero adictivas, manteniéndose fiel a unas pocas directrices y basando toda su fuerza en adaptar con pasión una mitología conocida por todos, pero pocas veces vista en un videojuego.

 

Chroma Squad, la dura vida de un Power Ranger
Chroma Squad es un acercamiento original y divertido al mundo del Sentai, popularizado en occidente por la serie Power Rangers. Su mezcla de tactical RPG y juego de gestión ayuda a crear mecánicas variadas que aportan diversidad al conjunto, sin embargo no hubiera estado de más incluir más opciones, tanto a la hora de crear nuestra serie de televisión como de combatir (escenarios, armas enemigos). De todas formas no es difícil que contente a los amantes del género y de las series japonesas por igual.
FICHA TÉCNICA
  • Desarrolladora: Behold Studios
  • Distribuidora: Behold Studios
  • Plataforma: PC
  • Jugadores: 1
  • PEGI: +11
  • PVP: 14,99 €
3.8Nota Final
Puntuación de los lectores: (1 Voto)

Sobre El Autor

Big Boss

Cocreador y exredactor de la revista Fase Extra Magazine. Antiguo administrador del blog Fase Extra. Fotógrafo, editor de vídeo, cortometrajista y buscador pasivo de oro. Disfrutando de los videojuegos desde la época de Amstrad CPC hasta la de Xbox One, y vuelta atrás. Defensor de Alone in the Dark (2008) y otras causas perdidas. Una vez tuve tiempo libre.