Koji Igarashi, el codirector del aclamado Symphony of the Night, está de vuelta después de su salida de Konami y lo hace a lo grande, con un juego indie que le permite explotar sus puntos fuertes como autor de prestigio dentro de la industria. Bloodstained: Ritual of the Night no es más que un paso adelante de las mecánicas clásicas de Castlevania, es decir, ambientación gótica, scroll bidimensional, píxeles bien definidos y mapeados extensos que permitan la exploración, entre otras cosas. De la misma forma que Mighty No. 9 es el sucesor espiritual de Mega Man esta nueva obra de Igarashi podríamos definirla como el Symphony of the Night de marca blanca, no obstante ¿tiene sentido crear un Castlevania clásico hoy en día, con cientos de títulos indie inspirados en él? ¿cuál fué el último juego de la saga que verdaderamente obtuvo un éxito de ventas? ¿no es precisamente eso por lo que Konami reinició la franquicia y condenó al ostracismo al creativo japonés? Pues parece ser que los estudios de mercado de la compañía eran erróneos porque el público a hablado y de qué manera. En unos pocos días Koji lleva recaudado en su campaña de crowdfunding más de millón y medio de dólares, el triple del objetivo marcado, y todavía le queda un mes por delante para seguir engordando la cifra. Semejante éxito no solo ha garantizado la publicación de Bloodstained: Ritual of the Night en Xbox One, PS4 y PC sino que se añadirán a la producción nuevos personajes, modos de juego, una dificultad para los más hardcore y la participación en el doblaje de un ilustre conocido como es David Hayter (Metal Gear Solid). ¿La mala noticia? que todo parece indicar que el proceso de creación será bastante largo ya que su fecha de lanzamiento está fijada para marzo de 2017. Dos años de espera, ahí es nada.

 

Sobre El Autor

Cocreador y exredactor de la revista Fase Extra Magazine. Antiguo administrador del blog Fase Extra. Fotógrafo, editor de vídeo, cortometrajista y buscador pasivo de oro. Disfrutando de los videojuegos desde la época de Amstrad CPC hasta la de Xbox One, y vuelta atrás. Defensor de Alone in the Dark (2008) y otras causas perdidas. Una vez tuve tiempo libre.