Como quien no quiere la cosa, el próximo videojuego de la saga Arkham está ganado puntos para ser el mejor título exclusivo de esta generación que veremos durante el año. El descanso de Rocksteady ha servido para que vuelva con las pilas cargadas, retocando los pilares de su amado Batman, engalanándolo para las consolas más recientes y transformando Arkham Knight en el juego definitivo del caballero oscuro. No ha hecho falta una revolución radical para desatar el hype, tan solo un par de detalles aquí y allá en el sistema de combate, aumentar los escenarios para usar nuestro flamante nuevo batmóvil e incorporarlo dentro de los combos de Batman. Es curioso que el mero hecho de conducir y disparar con el famoso vehículo cambie tanto nuestra perspectiva de la cuarta entrega de Arkham, pero lo cierto es que esas persecuciones que se insinúan en el último tráiler me traen hermosos recuerdos de Batman Returns. Por lo demás, nada nuevo bajo el Sol: espectaculares imágenes, villanos a la altura del protagonista y un entorno libre que nos permita repartir justicia a nuestro ritmo. Señores de Warner, tienen mi aprobación.

Sobre El Autor

Cocreador y exredactor de la revista Fase Extra Magazine. Antiguo administrador del blog Fase Extra. Fotógrafo, editor de vídeo, cortometrajista y buscador pasivo de oro. Disfrutando de los videojuegos desde la época de Amstrad CPC hasta la de Xbox One, y vuelta atrás. Defensor de Alone in the Dark (2008) y otras causas perdidas. Una vez tuve tiempo libre.